sábado, 27 de junio de 2009

Qué es la electricidad y cómo llega a nuestros hogares

Nadie podría imaginar la vida en el mundo actual sin la existencia de la electricidad. Desde que a finales del siglo XIX los científicos descubrieran la estrecha relación entre el átomo y la electricidad, los sistemas de generación de energía eléctrica no han parado de evolucionar: desde las centrales hidroeléctricas a las termoeléctricas hemos pasado a las nucleares. hoy contamos cómo y dónde se genera la energía eléctrica y el proceso hasta que llega a nuestras casas

A diario utilizamos infinidad de veces la electricidad pero

¿sabemos qué se esconde detrás de esa palabra y cuál es el funcionamiento que nos permite ver de noche o simplemente encender la televisión?

La electricidad es una forma de energía que se produce por el movimiento o separación de ciertas partes del átomo, en este caso de los electrones. El paso de la electricidad a través de un cuerpo se llama corriente (el paso de electrones a lo largo de un material conductor)

Para que la corriente eléctrica llegue a nuestros electrodomésticos o a cualquier aparato que funcione gracias a la electricidad, es necesario que se forme un circuito eléctrico.

Un circuito eléctrico elemental está formado por un generador de energía eléctrica y un receptor, y ambos están unidos por un conductor (cable). Esa corriente que circula por el circuito eléctrico puede ser de dos tipos: alterna o continua. La corriente continua es aquella en la que la electricidad circula en sentido continuo (es el caso de los circuitos eléctricos que funcionan con pilas). Cuando el sentido de la corriente es variable, hablamos de corriente alterna (la que llega desde la red a las viviendas y las industrias).

La electricidad que consumimos diariamente procede de fuentes diversas. Cuando necesitamos pequeñas cantidades de electricidad recurrimos a las pilas, cuya principal ventaja es que se trata de una fuente de energía portátil.

La actividad industrial y la de las ciudades, por el contrario, necesita grandes cantidades de electricidad, para lo que se requiere una producción masiva. Esta producción se realiza en las centrales eléctricas, cuya herramienta básica son los generadores, unos potentes y complejos alternadores que, girando a grandes velocidades, producen una corriente alterna a una tensión de 15.000 a 20.000 voltios.

Y, ¿cómo se consigue que giren los alternadores? Uniendo el eje del alternador con el eje de una turbina que, a su vez, gira muy rápidamente gracias a la energía cinética que poseen el agua y el vapor de agua en movimiento.

Las centrales que originan electricidad por la fuerza del agua en movimiento se llaman hidroeléctricas (en ellas las turbinas giran por la fuerza del agua que cae desde un gran desnivel).

Las termoeléctricas son aquellas en las que las turbinas se mueven por acción del vapor de agua.Estas últimas tienen la ventaja de que se pueden construir cerca de los centros de consumo y, a la vez, el inconveniente de que producen una fuerte contaminación atmosférica


http://aula2.el-mundo.es/aula/noticia.php/2001/10/29/aula1004115169.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada